El drogadicto hincha de Nacional que asesinó a Sofía Cadavid

EnColombia | Un nuevo caso de asesinato en contra de la niñez sacude a Colombia.Un nuevo caso en contra de la niñez sacude a Colombia. En la madrugada de este viernes encontraron muerta a Sofía Cadavid, de 18 meses, la Alcaldía de Rionegro confirmó la noticia.

La pequeña se encontraba desaparecida desde el pasado jueves cuando estaba con su padre en Rionegro.Su padre fue encontrado horas antes del hallazgo del cuerpo de la pequeña, al parecer, bajo efecto de las drogas.«Infortunadamente nuestras autoridades acaban de hallar el cuerpo de la pequeña Sofía, lamentamos profundamente el desenlace de este caso que enluta a los rionegreros”, informó la Alcaldía del municipio a través de un trino.

De acuerdo al informe de las autoridades, el padre de la niña muerta, en un principio, había dicho que no sabía lo que había pasado, pero, tras varias preguntas, confesó el crimen e indicó el lugar donde se encontraba la pequeña Sofía Cadavid, en información que registró Blu Radio. DIEGO CADAVID: EL PADRE BORRACHO, DROGADICTO E HINCHA DE NACIONAL QUE ASESINÓ A SOFÍA CADAVIDSe conoció por medio de un tío de la pequeña Sofía, la aberrante situación que atravesaba la menor y su madre, el borracho de su padre ya las habría amenazado de muerte.

En entrevista con Semana Digital, Anderson Henao, tío de la victima, señaló que Cadavid era violento y ya tenía el crimen calculado.«De Diego Cadavid se sabe que tenía problemas con el alcohol y que, la combinación con sustancias sicoactivas, le sacaba el monstruo que tenía adentro. Las golpizas que vivió Norby con su esposo eran múltiples», señaló Henao.«Cadavid tenía como plan favorito ir a los partidos de Nacional, se drogaba y emborrachaba siempre que iba al estadio. Era tan fan que hasta iba a esperar al equipo al aeropuerto cada vez que salía de la ciudad a disputar un juego», finalizó su relato.

El indignante hecho se debería a una supuesta venganza en contra de su expareja y madre de la niña.

Debemos hacerle un llamado a los padres para que cuiden a sus hijos, no ser confiados, sospechar de cualquier persona del entorno del menor.

El peligro está más cerca de lo que creemos, no siempre el que te sonríe, el que te trata lindo, el que muestra interés por tí es buena persona. Es nuestro llamado, cuidemos a nuestros niños y niñas.

Así fue el momento de la captura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *