PIERDE DE REPENTE A SU PAPÁ, PERO SIGUE ENSEÑÁNDOLE SUS JUGUETES PREFERIDOS

Perder un ser querido no es nada fácil de enfrentar y más aun si se trata de un padre y de manera repentina. Para los niños experimentar este tipo de duelo, dependerá del nivel en que pueda comprender que su ser querido no volverá más a casa.

Esta es la historia de Harvey Langton quien perdió a su padre, a tan solo tres días de su primer cumpleaños, su padre de 33 años fue hallado muerto por causas desconocidas dentro de su residencia.

Para la madre del niño, fue difícil el enfrentar la perdida y no dudo en mantener vivo el recuerdo con su hijo y cada domingo visitan el cementerio donde se encuentra sepultado su padre.

Cada visita es especial, debido a que su pequeño hijo le muestra sus juguetes favoritos, le conmovió tanto a la madre que quiso mostrar las fotos en la que su hijo, se acuesta sobre la lápida de padre y le canta una canción.

En ella se muestra una bella conexión que entre el pequeño y su padre muy a pesar que no se encuentre físicamente y el tiempo que se compartieron fue muy corto solo un año.

La madre y el pequeño, se encuentra residenciados en Bournemouth, Dorset, el solo ver a mi hijo jugar en la lápida me hace imaginar como seria la relación entre ambos, pero a la vez es algo un sentimiento muy difícil de mantener y no llorar.

Por esa razón, cada vez que visitamos el cementerio le tomo fotos, para que cuando este más grande pueda conocer que siempre estuvimos cerca de su padre, a pesar de que no se encuentre físicamente, vive en nuestros corazones y nos hace más fuertes.

Esta historia, nos presenta una reflexión que puede servir a otros padres que presenten una perdida y como afrontarla con sus hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *