DEVUELVEN A SU PAÍS A LA NIÑA QUE HAN ADOPTADO AL ENTERARSE DE SU PASADO

Las muchas publicidades acerca de adoptar niños necesitados del continente africano han ayudado en gran medida a muchos niños de ese continente, sobre todo en problemas financieros y de salud.

niña de uganda

Sin embargo, esta historia es un poco diferente pues el final feliz no viene cuando la niña es adoptada por una familia con la posibilidad de ofrecerle alimentación, vestimenta, educación y otros cuidados.



Historia de Mata y su adopción
Adam y Jessica Davis son dos casados que viven un matrimonio feliz con cuatro hijos, sin embargo, el corazón se les conmovió cuando vieron las situaciones que viven muchos niños en el continente africano.

Decidieron adoptar una niña de Uganda, todo el trámite cuesta más de 1000 dólares entre traer a la niña y legalizar todos los papeles.

Cuando llega Mata, no sabe hablar el idioma (inglés), se toman muchas fotos y la hacen sentir como en casa. Rápidamente obtiene educación, buena comida, cama caliente y demás comodidades.

Pero ocurrió algo muy inesperado. En cuanto Mata aprendió el idioma, le dio una versión muy diferente a la historia de la compañía.


Compañías abusando de la situación de los niños
A Jessica y Adam Davis le dieron una historia muy triste de Mata, le dijeron que su padre había muerto, su mamá la maltrataba y los hermanos solo trabajaban para comer.

En cambio, Mata, les relató la verdadera historia. Había sido separada de su madre quien firmó un documento donde la habían engañado.



Su padre en realidad no estaba muerto y aunque todo era muy escaso, estaba muy feliz con su madre, padre y hermanos.

Inmediatamente, los padres adoptivos sintiéndose completamente engañados, hicieron todo lo posible para hacer devolver a Mata con su familia, solicitar un reembolso y hacer viral esta noticia.



Muchas empresas de “rescate y ayuda” están utilizando el dolor de los niños pobres en África, mintiendo con las historias y favoreciéndose de que los niños no pueden expresarse o simplemente son muy pequeños para recordar.


Jessica descubrió que hay más niños “felices” de estar con sus padres en Uganda sin importar las necesidades, sigamos haciendo viral esta noticia para castigar a estas empresas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *